sábado, 20 de junio de 2009

La poesía de Enrique Gracia Trinidad

LA ÚLTIMA DAMA
Cuando la muerte tiene ganas de jugar
no hay quien la aguante.
Hace trampas,
se pone impertinente, salen diez reyes por baraja y todos para ella.
Es la mujer de hueso más fullera
que he conocido nunca.
Y lo peor
es que no necesita hacernos trampa
para ganarnos la partida.

3 comentarios:

  1. Me ha gustado, aunque odio a esa amiga mía que me persigue desde hace cuatro meses las 24 horas del día....... pero no dejaré que se acerque mas de lo que ya está...
    Maldito cáncer....

    Cesc

    ResponderEliminar
  2. Se ve a Enrique Gracia y su personal estilo a través de este poema. Esa chispa de humor inteligente aún tratando un tema arduo.
    Gracias Elena por hacernos partícipes.
    Un aabrazo

    ResponderEliminar