viernes, 12 de junio de 2009

La poesía de Maite Cuesta

LA VENTANA

Homenaje a las bordadoras de manteles de Extremadura.

Borda manteles la niña
al lado de la ventana,
cuando vuelve de la escuela
la madre a coser la manda,

Y llega el terco verano,
cuando la escuela se acaba,
la niña borda manteles
todo el día en la ventana.

Llegó un moreno de luna
y se acercó hasta su casa
y la madre con un gesto
le ordenaba que bordara.

Y pasó la prima Lola
por vecinos jaleada,
toda vestida de blanco
y la alegría en la cara.

Y pasaron las amigas
entre risa y carcajada
comentando por lo bajo
y mirando a su ventana.

Y pasó el señor Cipriano
metidito en una caja
camino del cementerio,
que a enterrarlo lo llevaban.

Y cada vez los bordados
de sus manteles quedaban
con los colores más pálidos
y las hebras más escasas.

La niña borda manteles
al borde de su ventana,
pero ya no peina rizos
si no un gran moño de nacar.

Y su mirada de noche
soñando se le escapaba
entre los negros barrotes
de carcel de su ventana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada