sábado, 6 de junio de 2009

A MI HERMANO LUIS ANTONIO

Neblinas del pasado aún me azotan
Vivencias enmarcadas con tu rostro,
retazos de un pasado que era nuestro,
sucumben en mis sueños y me ahogan.
Ya no oigo tu voz
dormita en el silencio.
Sonidos sin palabras,
se nos agotó el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada