viernes, 4 de febrero de 2011

DESDE ELENA





La tristeza callada de tus ojos
te arrastra y grita cuando duermes,
desdibujando entre los sueños,
aquellos muros rotos del pasado.

Cariátides
en un alma saturada de ayer.

12 comentarios:

  1. Las cosas siempre nos hablan en silencio de su propia historia. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una poesía exelente, Elena. Dice mucho en pocas palabras. Me gusta "almas saturadas de ayer" Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Mi aplauso, Elena, ¡Qué poder de concentración!...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Como todo sentimiento.

    No hay como detenerla. Por mucho que se disimule: siempre queda en evidencia.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. "Saturada de ayer" y de belleza tu poema.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Un precioso poema Elena,
    cariátides de tristeza
    desdibujando sueños.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Todos somos, de alguna manera, atlantes o cariátides soportando el peso del ayer.


    ¡Qué belleza y qué recuerdos, el Erecteion!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Yo me encuentro un alma saturada de ayer ... siempre lo he sido ... me encanto ...Michel

    www.micheldeb.tk

    ResponderEliminar
  10. Cuando puedas pasa a confirmar asistencia al Encuentro
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Cuando puedas pasa a confirmar asistencia al Encuentro
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Profundos versos, Elena.
    Excelente final.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar